¿Porque es bueno beber agua?

El cuerpo humano está compuesto de entre un 55 % y un 78 % de agua, dependiendo de sus medidas y complexión. Para evitar desórdenes en el organismo, se necesita alrededor de 2,5 litros diarios de agua; la cantidad exacta variará en función del nivel de actividad, la temperatura, la humedad y otros factores.

Dependencia:

  • Los alimentos y los gases se transportan en medio acuoso (productos de desecho se expulsan del cuerpo mediante la orina y las heces).
  • Lubrica nuestras articulaciones.
  • El agua regula nuestra temperatura.
  • Contribuye de forma decisiva a dar estructura y forma al cuerpo mediante la rigidez que proporciona a los tejidos.
  • Contribuye a mantener la piel tersa y joven.

Hidratación

Según la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), la hidratación saludable se constituye de la siguiente manera:

Eliminación


  • Orina: 1 litro diario, fundamental para eliminar determinados productos de desecho resultantes del metabolismo.
  • Sudor: En condiciones normales, se secreta un aproximado de 0,7 litros, cantidad que se multiplica cuando la temperatura exterior aumenta (Calor) o hacemos actividad física.
  • Respiración, Heces: Las pérdidas ascienden aproximadamente a 0,4 litros.

Total: 2.1 Litros por día

Deshidratación

Pérdida excesiva de agua y sales minerales del cuerpo. Puede producirse por estar en una situación de mucho calor (sobre todo si hay mucha humedad), ejercicio intenso, falta de agua o una combinación de estos factores.

  • Sed.
  • Sequedad de las mucosas y de la piel.
  • Sensación de ardor y acidez gástrica.
  • Somnolencia.
  • Fatiga.
  • Ojos hundidos.
  • Pulso acelerado.
  • Descenso de la tensión arterial.
  • Fiebre.
  • Retención de líquidos (por lo que algunos órganos, como los riñones, comienzan a fallar, pudiéndose llegar al colapso y la muerte).

Potomanía

Deseo frecuente de beber gran cantidad de agua, de manera compulsiva

Híper – hidratación

  • Exceso de agua en el organismo.
  • Minerales (potasio, sodio y magnesio) se diluyen rápidamente en el torrente sanguíneo, ocasionando cansancio, dolor de cabeza, calambres, ataques cardiacos, desequilibrio mineral y pérdida de agilidad mental.
  • Ataca al riñón, modificando su funcionamiento.

Es importante tomar agua, no solo para calmar la sed, por eso:


Mientras que una persona puede sobrevivir sólo con agua, durante un mes o más, la falta de agua termina con la vida en unos días.